Download La Crisis Macabea by SAULNIER CHRISTIANE PDF

By SAULNIER CHRISTIANE

L. a. insurrección dirigida por Judas Macabeo contra el imperio seléucida en el siglo II a.C. es al mismo tiempo política y religiosa. Poner en relieve las tensiones que desgarran al pueblo de Dios: ¿nación judía y/o religión judía?. Este cuaderno sitúa esta insurrección en el marco histórico.

Show description

Read or Download La Crisis Macabea PDF

Similar spanish books

Mientras mi Preciosa Duerme Spanish

Todo el hechizo y el suspense de l. a. maestra del mystery. Neeve Kearny debe de ser l. a. única personality en Nueva York preocupada por l. a. desaparición de Ethel Lambston. Ethel, una famosa reportera de ecos de sociedad, es una de las mejores clientas de l. a. lujosa boutique que Neeve posee en Madison road.

Extra info for La Crisis Macabea

Example text

1. Las concepciones tradicionales (para un estudio detallado, véase Muerte y VIda en /a blb/la (CB 29) Los pueblos de la antigüedad casI nunca pensaron en la posibilidad de una muerte definitiva, tal 47 como pueden presentarla los materialistas de nuestra época (en este terreno los filosofas eplcureos constItuyen la excepcIón) Generalmente se pIensa que los difuntos siguen vIviendo con una eXistenCia disminUida, en un mundo triste, inacceSible a los VIVOS Sin embargo, las representaciones se fueron progresivamente afinando en función de las concepciones sobre la retribución y se Imaginaron varias moradas según los meritas de cada uno Como ejemplo, recordemos que en la epoca homérica el más allá es Igual para todos (Od,sea 11, 23 s), mientras que más tarde los griegos concibieron los campos eliseos como un lugar de descanso para los bienaventurados Los egipCiOS, por su parte, elaboraron al parecer una doctrina muy compleja, aunque hemos de advertir que se trata de la armonizacIón relatIvamente tardla de d,versas trad,CIones, sobre la base de una teologla del dios OSIrlS La evolUCión del ludalsmo parece mucho más lenta Para el semita, morir es «Ir a reunirse con sus padres» o «acostarse con sus padres» (por ejemplo, Gn 25,17,35,29,1 Re 11, 43,14,31,15,24 ), o sea, dejar el mundo de los VIVOS para unirse a las generaciones precedentes La muerte es el destino común, es este uno de los aspectos del relato más antiguo de la creación (Gn 3, 19) Y el Qohelet no se priva de recordarnos esta última Igualdad de todos los hombres (Eci 2, 15-16, 3, 19-22, 12, 6-8), también el Slráclda exhorta a la resignación tranquila ante ese plazo inevitable (Ecio 41, 1-4) Hay toda una serie de alUSiones y de indICaCiOnes que describen ese estado mortal la morada de los difuntos es el sheol, localizado baJo la tierra de los VIVOS, por eso se emplea la expreslon «levantarse del sheol» para decir que uno se ha librado de un peligro o de una grave enfermedad (por ejemplo Sal 16, 10, 30,4, 55, 16, 69, 16, 88,4-5, Is 38, 11, Jan 2, 3-7) Es un lugar subterráneo en donde hasta los soberanos pierden su poder y su lUJo para descansar sobre un lecho de gusanos (Is 14, 9-13, ef Job 17, 14), la OSCUridad reina para todos (Sal 48 49, 20) Y todo es silenCIO, de modo que ya no es pOSible alabar a DIos (Sal 6, 6, 115, 17-18), por lo cual allr uno está definItIvamente separado de DIos y de su amor y protecclon (ef Sal 88 11) Los muertos son sombras refa/m que llevan una Vida de fantasmas pero conservando ciertos contactos con los VIVOS Es espeCialmente sugestivo a este proPOSltO la evocacIón de Samuel por la necromante de Endor (15m 28, 8-19), no es más que una sombra lo que parece surgir poco a poco de la tierra y sólo la ve la hechICera, pero hay unos cuantos signos diStintiVos que permiten Identificarla, es un anCiano, por tanto conserva el aspecto que tenia en el momento de mOrir, lleva un manto que recuerda el oráculo pronunCiado por el Vidente en el momento en que el rey lo habla cogido por el vestido (15m 15, 27), Samuel que conoce el porvenir como la mayor parte de los difuntos, predice a Saúl que al dla siguiente caerá en manos de los filisteos Recordemos que las prácticas de necromanCia estaban prohibidas (Lv 19, 31, 20, 6), lo cual indica que habla qUienes recurrían a ellas a escondidas (ef Is 8 19-20, 2 Re 21 6) Por otra parte los muertos pueden suponer un peligro para los hombres «No yacerán con los heroiCOS caldos de antaño, que bajaron al abismo con los arneses de guerra la espada baJO la cabeza el escudo sobre la osamenta ¡aun dan miedo sus hazañas en el mundo de los VIVOS'» (Ez 32 27) Esta extraña observaClon es una aluslon al temor que podla sentirse ante los guerreros caldos en combate que segulan Siendo capaces de usar sus armas contra los VIVOS Tamblen los difuntos Sin sepultura pueden seguir errando indefinidamente insatisfechos de forma que dejar Sin enterrar a un muerto equivale a una maldlclon, tal es el caso de Jezabel (2 Re 9, 10, ef Is 14, 18-20, Jr 16, 4) Y sepultar un cuerpo abandonado es un acto piadoso (ef Tob 1, 15-20) En estas condiCiones se comprende que la Vida «terrena» sea el bien supremo (ef Job 2, 4, Eci 9, 4) y ante todo el único espacIo en donde puede llevarse a cabo la retrlbuclon Por eso se admite comúnmente que el hombre dichoso, que ve prosperar sus negocIos y goza de abundante descendencia, es un Justo, mientras que la sltuaclon contraria sIgnifIca la sanclon del pecado Sin embargo, la inSUfiCienCia de esta explicaCión se hIZO sentir muy pronto y, cada uno a su estilo, el lIbro de Job y el de Qohelet hablan Criticado esta moral tradIcIonal, limitándose Sin embargo a conclUir reconociendo su Ignorancia sin poder superar las contradiCCiones de aquel esquema De todas formas, la debilidad del argumento estaba compensada en parte por la superVivenCia de una concepción colectiva de la responsabilidad, nacida de las tradIciones Judiciales de las tribus ancestrales, por lo que la solidaridad podía afectar en este terreno a varias generacIones, la refleXión de los apóstoles ante el ciego de naCimiento demuestra que sobrevlvlan estas opiniones en la epoca de Jesús (cf.

7 ~ . - ~__--J1t ~ 1 -I-1. /7 Joppe r- '-J ,Beerzet Modln' -,' 1-I~1 7j )/ Bet· -- -,' Betel Doc oran • • • " Mlcmás • JencO ¡-Emaus'. Adasa. Gaza • Hebrón Adora. ,,7 V/' Yaboc IDUMEA ~~ ¡j .... - ) t~--¡ • Monte Nebo . - . "',,,-" I11 LAS ORIENTACIONES TEOLOGICAS Las Intngas de la vida polltlca solo tienen un Interes profundo por sus escandalas y por los Interrogantes que suscitan VIvida Intensamente en ciertos ambientes, la CrISIS macabea fue la ocas Ion de vanas lecturas te%glcas que Intentaron superar las diVIsiones y los sufnmlentos buscando respuestas de fe y de esperanza En la enseñanza que caractenza a este penado podemos distingUir por una parte la crlStallzaclon de la tradlclon relativa a la Tora, al templo y al sacerdOCIO, y por otra parte la elaboraclon de una teologla del martina que es el corolano de una reflexlon sobre la retnbuclon expresada a su vez baJO dos aspectos una doctnna sobre la vida y una VIS Ion global de la histOria A.

Sal 115, 3-8, ls 44, 9-19), Yavé era el DIOS único y todopoderoso (Is 43, 9-11, 44, 6-8; 45, 720-22) La liturgia del nuevo año babiloniO, que recordaba la hazaña de Marduk en los ongenes del mundo, sugería a los autores de la histOria sacerdotal la Idea de sistematizar las tradiciones yavlstas sobre la creaCión, Yavé, que se habla reservado a Israel entre las naCIones, era Igualmente el creador de todas las cosas, a partir del caos, había hecho el mundo y los seres que lo habitan (Cn 1, 1-2, 4, d Is 42, 5, 45, 9-12; Sal 104), dueño del aliento de Vida, era tamblen capaz de reVIVIficar a su pueblo Este es el mensaje de EzeqUiel cuando refiere su vIsión de los huesos 49 secos (Ez 37 1-14) "HIJo de Adan esos huesos son toda la casa de Israel Ahl los tienes diciendo nuestros huesos esta n calcinados nuestra esperanza se ha desvanecido, estamos perdidos» (Ez 37 11), la carne y los tendones que cubren a los esqueletos anuncian en forma de parabola la renovaclon de luda En aquella epoca se trata de una promesa todavla lejana de la restauraclon del pueblo, Sin embargo "al inSistir en el poder del DIos creador Ezequiel Inaugura de forma indirecta la argumentaclon desarrollada a contlnuaClon en favor de la creencia en la vuelta de los difuntos a la Vida» (R Martln-Achard Resurrectron dans I A T el le ¡udaisme OBS 55 446) Vemos pues como el contacto directo con la rellglon babilonia y la necesidad de preservar la Identidad del pueblo en la tierra del destierro hablan llevado a recoger y a adaptar las normas de Vida procedentes de la Tora pero hablan obligado tamblen a profundizar en los datos del yavlsmo sistematizando las enseñanzas sobre DIOS unlco y creador capaz de castigar las infidelidades y de "resucitar» a su pueblo Podla nacer una nueva esperanza que se concretarla en el momento del edicto de Oro "Consolad consolad a mi pueblo dice vuestro DIOS, hablad al corazon de Jerusalen gritad le que esta pagado su crimen pues de la mano del Señor ha recibido doble paga por sus pecados» (Is 40 1-2) 3.

Download PDF sample

Rated 4.41 of 5 – based on 21 votes